GRANADA

La belleza de Granada ha sido cantada en multitud de ocasiones.


Y no es de extrañar, debido a sus monumentos, sus calles, 
plazas y fuentes de fuerte sabor morisco ...
y la vista de la Alhambra en lo alto, vigilando la ciudad.


Granada es una ciudad de agua: sus dos ríos, Genil y Darro, 
sus fuentes en plazas y jardines, aljibes, acequias. 

 
 El agua que baja de la nieve de Sierra Nevada
y se derrama por toda la ciudad, 
creando jardines de ensueño como los de la Alhambra 
 
 y el Carmen de los Mártires,
donde nuestros sentidos se recrearán en sus sonidos, olores y paisajes.


La Alhambra, hermoso palacio árabe donde se conjuga la arquitectura 
y la naturaleza para crear un autentico paraíso terrenal. 


Palacios, jardines, fuentes, torres, murallas, todo sabiamente combinado 
con el no menos hermoso telón de fondo de Sierra Nevada,
para crear uno de los monumentos más bellos del mundo. 


La Catedral y la Capilla Real,
los monasterios de San Jerónimo y la Cartuja, 
el palacio árabe de Daralhorra, las casas moriscas del Chapiz... 
son algunos de los muchos monumentos que embellecen la ciudad. 


 
Los dos barrios con más sabor de Granada son el Albaicín y el Realejo, 
de fuertes reminiscencias moriscas, con estrechos callejones, 
casas encaladas y hermosas panorámicas. 
Pero no solo Granada es su casco antiguo. 
También es una ciudad moderna, con innumerables comercios 
y una de las universidades más grandes de Andalucía.


La oferta de locales de diversión nocturna es muy amplia y variada.
Granada lo tiene todo: belleza, cultura, diversión …